https://contrabandos.org/wp-content/uploads/2020/01/2019-12-h-savino1.jpg

Desescrituras

Todavía estás a tiempo de participar de las próximas dos sesiones del taller de “Desescrituras”:

Lunes 3/02: Macedonio Fernández – Entre el autor que habla y el personaje que desaparece.

Lunes 10/02: Jack Kerouac – La visión en el oído.

Si te interesan tenemos disponibles los audios de las sesiones de Henri Meschonnic – Una apuesta por el partido del ritmo y Néstor Sánchez – El ojo de rapiña, una poética de otra lectura.

(La inscripción es de 25 euros. Te esperamos).


Hugo Savino es poeta y traductor, ha acompañado en la lectura a personas por años.

Autor de los libros: Furgón de cola, Salto de mata, Viento del noroeste, La mañana sol de limón, La línea del tiempo.


«En lo que escribo yo trato de que se oigan las voces, cada una y todas gritando en el p1tio del conventillo, no me preocupo por el género, por la ruptura —otro de los grandes mitos de la vanguardia, el famoso «punto de ruptura»: qué tedio— ni por la llegada al lector. Todo eso está en mi lista de rechazos. Cuando escribo no estoy en el tema, no me interesa el tema, ceñirlo, la eficacia y todas esas boludeces, estoy afuera del cuadro. O si querés sólo me interesa la voz. Tampoco me embarco en la patraña del estilo».

«Inventás en tu lengua todos los días. Y tratás de no dejarse atrapar por los reflejos esencialistas, entran por la ventana, son cómodos, llorones, son la bestia sentimental. Esos reflejos te mandan a género novela, y si ya arrancás con ese límite, no podés subjetivar tu experiencia, te ponés a escribir con los cánones narrativos que se enseñan, te hacés de un estilo. Es la chapa que te promete la autoridad, el estilo, si obedecés. El lenguaje es la posibilidad de hacer lo que no está hecho. De no dejarte domesticar. No dejarte educar».